domingo, 5 de octubre de 2008

El Ginecólogo también es Hombre


- Es que oye es terrible, desde los trece años pendiente del periodo. con dolor de ovarios, haciendo el ridículo con las toallas y tapones, con los nervios destrozados durante una semana todos los mese de la vida. Lo malo es que cuando no viene es peor. Es la angustia, la incertidumbre, el terror. Claro que eso ud no lo puede entender.

- Pues claro que lo entiendo, entre otras cosas, porque todas son terriblemente iguales, dicen las mismas cosas y tiene las mismas preocupaciones Es que cada una de uds hace un mundo por algo que le pasa a todas. Eso es lo que no me explico.


¿Cómo puede saber como me siento? no lo puede saber porque es un hombre, un macho, limpio y aséptico. Y el adopta ese aire de perdona vidas con nosotras las pobres histéricas. Se cree superior porque nos mete mano y encima le pagamos. Me da tanta rabia verlo tan pulcro y desinfectado. Aquí yo me siento sucia y olorosa. Me siento culpable por tener flujos menstruaciones, hormonas descontroladas y toda clases de bacterias en la vagina.

Esta bien tener que soportar a los hombres en el trabajo , en la cama y en la calle. Pero el ginecólogo que es la persona que hay que confiarse hasta de los detalles mas intimos sea también HOMBRE es puro masoquismo; puro masoquismo.

Me voy a encontrar una doctora, una buena doctora competente y con mucha empatia, y de paso también una buena psicóloga.

1 comentario:

Ana Vi dijo...

ja ja ja XD como me rei!!! Esto es tuyo corazon?!